• Gustavo Manrique Salas

Los intangibles como fuente de valor financiero

Las empresas y países que dominen el despliegue de intangibles estarán bien posicionados y ya están mostrando tasas de crecimiento superiores a la media


Han pasado más de 30 años desde que Peter Drucker presentó su libro “La Sociedad Post Capitalista”, un clásico de la gerencia moderna que ofreció un pensamiento adelantado a su tiempo y que sigue vigente, cada vez con mayor relevancia. Drucker es considerado el mayor filósofo de la gerencia del siglo XX y sus ideas fueron decisivas en la creación de la empresa moderna.


En “La Sociedad Post Capitalista” habló de los cambios de paradigmas y el auge de una economía basada en el conocimiento y los activos intangibles. La capacidad de las empresas de administrar estos activos como el conocimiento y la reputación será cada vez más importante , así como reconocer su valor financiero, su aporte al modelo de negocios y su adecuada gestión.


La visión de Drucker de hace más de tres décadas se refuerza con el reciente informe presentado por McKinsey (Julio 2021) titulado “Getting tangible about intangibles”, según el cual durante los últimos 25 años la inversión en activos intangibles ha aumentado constantemente como porcentaje de la inversión total en los Estados Unidos y en diez economías europeas: Austria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, los Países Bajos, España, Suecia y los Estados Unidos. Según Mckinsey, las empresas que siguen esta tendencia están superando a las demás. Las empresas y países que dominen el despliegue de intangibles estarán bien posicionados y ya están mostrando tasas de crecimiento superiores a la media.


En el siglo XIX, las herramientas de crecimiento fueron las máquinas industriales; hoy, las herramientas de crecimiento de la economía del conocimiento serán los activos intangibles, como la propiedad intelectual (PI), la investigación, la tecnología, la marca y su reputación y el talento humano. Sin embargo; el informe plantea algo que en mi caso como consultor en gestión de reputación y creación de valor de marca es bien conocido: “podría decirse que las normas contables subestiman el papel del capital intangible, que se encuentra en la actualidad en todas las economías”.


Aún falta mucho por recorrer y quienes trabajamos en el desarrollo de activos intangibles vemos el futuro con un sin fín de oportunidades. El valor intangible abarca una variedad de conceptos, incluidos el conocimiento, capital intelectual, las marcas, la creación de relaciones y redes, y mejoras en la eficacia organizacional.


El informe insiste en que las inversiones en capital intangible producen nuevos productos, procesos o capacidades que a menudo son complejos de construir y replicar, pero que permiten a las empresas crear una fuerza competitiva duradera. Estos activos se pueden escalar más fácilmente que los activos tangibles, y es más probable que sus beneficios se extiendan. Sin embargo, la mera inversión en intangibles no es suficiente para impulsar el crecimiento. Las empresas deben pensar en cómo se implementan y utilizan esos intangibles para desarrollar capacidades que creen una ventaja competitiva.


Drucker tenía razón, somos parte de la sociedad post capitalista en la cual los intangibles son una fuente de creación de valor.


Gustavo Manrique Salas

Reputación

Comunicación Estratégica

Sostenibilidad

Gestión de riesgos y manejo de crisis

Capacitación y desarrollo