• Gustavo Manrique Salas

ESG y economía circular: retar el modelo de negocios



Los modelos de negocios lineales basados en extraer, producir, usar y desechar han llegado a su fin para ser sustituidos por modelos de negocios circulares en los cuales, lejos de desechar, se inicia un nuevo ciclo de compartir, reciclar, reutilizar, refabricar, reparar, etc.


Estamos viviendo una era de transformaciones corporativas profundas que incluyen a las Mipymes e incluso forman parte del diseño básico de los nuevos emprendimientos. Pero porqué esto es importante. Tal como lo explica el profesor Khaled Soufanni de la Universidad de Cambridge, con quien he tenido el privilegio de capacitarme en economía circular, ESG (factores relevantes medioambientales, sociales y de gobierno corporativo) y negocios sostenibles en los últimos meses, “se extraen noventa mil millones de toneladas de recursos naturales cada año. Se espera que aumenten los residuos plásticos, de cartón y otras formas de residuos. Actualmente, sólo el 9 % de los recursos se transforman en productos, mientras que el resto acaba en vertederos o en los océanos”.


El mes pasado durante una visita a Uniqlo en Madrid pude explorar la aplicación de la economía circular en la industria de la moda y fast fashion, un tema que he venido investigando de cerca este año. La tecnología de la marca japonesa Blue Cycle Jeans es una muestra clara del futuro de una industria altamente contaminante como la textil. Uniqlo hoy fabrica jeans de forma sostenible y; entre otras cosas, reduce hasta un 99% la cantidad de agua en el proceso de acabado.


Con el profesor Soufanni también hemos explorado los principios ESG e inversiones de impacto, un modelo de gestión y decisión clave para el sector financiero y bancario.


Uno de los fondos más grandes del planeta, BlackRock, entiende claramente este tema. Para BlackRock“cada uno de nuestros equipos de inversión es responsable de implementar enfoques ESG alineados con sus mandatos de inversión y tiene la obligación de contar con una declaración formal sobre la integración ESG que respalde su enfoque respectivo”.


La política de este gran fondo es precisa: Cada vez hay mayor consciencia que los factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) pueden estar relacionados con el rendimiento a largo plazo de una compañía. Por este motivo, se ha observado un aumento en la cantidad de inversionistas que buscan integrar las perspectivas de sostenibilidad en sus procesos tradicionales de inversión. Al ampliar el acceso a los datos, perspectivas e información sobre riesgos y oportunidades ESG relevantes para las inversiones, podremos convertirnos en mejores inversionistas a nivel general.


Durante años he insistido en la importancia de la gestión de riesgos, algo que comparto permanentemente con mis clientes y; en este caso, es vital entender que la gestión de riesgos trasciende los aspectos técnicos, operativos, legales y financieros, los cuales son superados en gran escala por temas sociales, ambientales y de reputación. Retar los modelos de negocios para migrar progresivamente a la circularidad y la aplicación de criterios ESG será un factor crítico para sobrevivir.





















Gustavo Manrique Salas


Reputación


Comunicación Estratégica


Sostenibilidad


Gestión de riesgos


Manejo de crisis


Capacitación y desarrollo